Entradas

Reseña de El héroe perdido, Rick Riordan Sinopsis de Always and Forever, Lara Jean Reseña: A court of Thorns and Roses, Sarah J. Mass Debate: Obras de mala calidad en la literatura juvenil Covers Around The World

miércoles, 15 de julio de 2015

Mis libros: Bittersweet, Melanie Rostock



Cualquiera diría que Bittersweet se puede resumir con solo con una palabra: bullying.
No obstante, para las miles de personas que sufren de este tipo de acoso, no es sólo una palabra, no es sólo bullying.
Bambi - la protagonista, no el ciervo de Disney- y amiga, Connie, sufren de acoso en el instituto. Saben lo que es ser el objetivo de toda y cada una de las burlas de sus compañeros, y lo aguantan como pueden apoyándose la una a la otra.
[...] me lleva con delicadeza, como quien tiene una mariposa en la mano y teme que se le rompan las alas, y luego se queda todo ese polvillo en la piel y parece que la mariposa vuela peor porque te has quedado parte de su magia, le has robado algo.
La familia de Bambi tiene bastante dinero, aunque ella no hace alarde de ello en público. Sus padres saben de sus problemas en el instituto, y como los padres ejemplares que son, no le hacen ni caso. Su padre, que trabaja para una revista femenina, insiste en que es un problema por el que todo el mundo pasa, algo normal que ocurrió antes y seguirá ocurriendo siempre. Su padre, como en todo, está de acuerdo con ella.
Su único escape de la realidad es la literatura: escribe. Fantasía, para ser más especifica, y no se le da mal.
¿Desde cuándo ha sido fácil la vida? Los humanos son desgraciados siendo plebeyos y nobles por igual. Los plebeyos no tienen piezas de plata para vivir despreocupados y los nobles, aunque sí tienen piezas de plata, tampoco pueden vivir despreocupados porque no pueden confiar ni en su propia sombra. Las criaturas, sin embargo, somos felices, a no ser que nos veamos mezclados con vosotros.
Fue en un taller de escritura donde conoció al que ahora es su mejor amigo, Liam. A diferencia de Bambi, Liam no dispone de tantos lujos, ni siquiera de una familia normal: su padre es un alcohólico que casi nunca está en casa y desprecia a todos, mientras su madre está todo el día en el sofá a la espera del que cree que es un cariñoso y gran marido. Además, tiene que aguantar los problemas en casa solo, pues su hermano se marchó a la universidad dejándolo solo, como le ha recriminado Liam más de una vez.Liam intenta olvidar esta situación como puede, con líos de una noche o tomando unas copas con mala... compañía.
Sin embargo, sólo hay una cosa que le puede arrancar una sonrisa después de un día duro, Bambi. 
Tras acabar el taller de escritura, Bambi y Liam se hicieron inseparables. Suelen quedar para leer los relatos que han escrito, opinan, charlan, se divierten. 
Para él, ella es una joya a la que tiene acceso, pero que nunca podrá alcanzar. En ese caso, sólo la ensuciaría.
Para ella, él es una de las personas más importantes en su vida, y no podría vivir sin él.
En mi interior se libra una lucha que dura ya demasiado, sería tuyo sin dudarlo pero ¿qué hay de la maldición? Ja más me perdonaría ser tu enfermedad.
Liam aprecia mucho a Bambi. Quizás más de lo que debería, aquello que él llama una maldición. Por que nunca, jamás, podrá estar con ella.

El personaje de Bambi no me ha gustado tanto, si no que esperaba sentirme identificada con ella. Pero no he podido. Bambi tiene facilidades, mientras no está en el instituto es coqueta, se divierte, hace lo que le gusta y nadie se lo prohíbe.
Liam tampoco es una joya. Me gustó, sí. Piensa de forma algo oscura, a raíz de su vida y de su creencia de que nunca podrá conseguir lo que más quiere, y todo esto se refleja en lo que escribe.
Oh, tan tan bonito. Tan profundo.
Ojalá conociera a una persona que piense como él, que reflexione y que sienta, que acepte sus sentimientos sin miedo, sin perder su lado divertido.

No son perfectos, nadie lo es qué cliché, pero lo que tienen, su relación, es tan bonita. Como si vivieran su vida cada uno en el mundo que pertenece, pero en cuanto se juntan, crean su propio mundo.

No se profundiza exactamente en el resto de personajes. Connie, la amiga, no es tan fuerte como Bambi. Es algo insegura, y no me sorprende cómo acabó.

Alec y el resto de compañeros son el perfecto reflejo de los compañeros de instituto. Sin ser extremadamente estereotipados, son lo suficientemente reales. La gente puede ser muy cruel.

Como conclusión: Bittersweet es una obra real, pero muy bonita. No es lo mejor que te puedas encontrar, lo que también la hace más real. Mientras lo vas leyendo te hace pensar que tipo de persona eres: los que se burlan, o de los que se burlan.

Al final del libro la autora pone a disposición del lector enlaces de ayuda en caso de acoso, este tipo de detalles se agradecen, más aún cuando se informa más al experimentar cómo es el día a día al ser acosado a través de la literatura.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada