Entradas

Reseña de El héroe perdido, Rick Riordan Sinopsis de Always and Forever, Lara Jean Reseña: A court of Thorns and Roses, Sarah J. Mass Debate: Obras de mala calidad en la literatura juvenil Covers Around The World

sábado, 11 de julio de 2015

Mis libros: Where rainbow ends, Cecelia Ahern



Son las 00:00, acabo de terminar Where rainbow ends y no tengo ni idea de qué decir escribir sobre él.
Hay tanto. Pareciera toda una vida desde que conocí a Rosie y Alex. Quizá es así, por lo menos para ellos.
El libro nos narra sobre la amistad de dos niños muy alocados, Rosie Dunne y Alex Stewart. Se conocieron a los 5 años, son amigos íntimos y piensan seguir siéndolo para toda siempre.
Las vueltas que da la vida, ¿eh?
El libro se basa en la recopilación de notas en el colegio, mensajes, tarjetas e e-mails que se envían unos personajes a otros. Aunque no es la forma convencional de escribir un libro, Celecia Ahern nos cuenta la vida de tollos ellos de manera amena, fácil de leer y muy divertida. La de veces que me he reído.
Poco a poco, y a través de este sistema de mensajes pasan los años, vamos conociendo a los personajes, su manera de ver el mundo, y, muy importante, los vemos crecer. Van pasando los años y con ellos la inocencia de los 7 años, o la inmadurez de los 17.
A los 17 ( ¿o 18? Ya no recuerdo, fue hace mucho tiempo...) Rosie, tras un baile y una cita de última hora, ambos actos a consecuencia de que Alex no pudiera acompañar a su amiga, se queda embarazada. Junto a la que debería haber sido una de las noches más importantes de su vida, se van sus oportunidades, sus sueños y sus metas. En los próximos meses Rosie, tras decidir tener ese bebé, se siente estancada. Le cuesta horrores aceptar que nunca irá a la universidad y se graduará, nunca será directora de un hotel, no podrá disfrutar de la vida plena con la que había soñado y que con tanto esmero había preparado.
Mientras ella lucha por una vida que lo había elegido en Dublín, Alex sigue en Boston cursando una carrera de medicina.
Sin embargo, y aunque no estuvieran en constante contacto, Alex siempre apoyaría y apoya a Rosie. El uno nunca deja al otro solo, siempre buscando la felicidad del otro sobre la suya. Es ese tipo de relación con el que muchas personas solo pueden soñar. Si Alex pasa un momento triste, allí está Rosie para él. Si Rosie vive un momento feliz, allí está Alex para ella, y viceversa. Lo que hay entre esta pareja no lo pueden evitan miles de kilómetros de distancia.
Rosie empieza a aceptar que Katie, su hermosa bebé, está en su vida para quedarse, y la quiere. Puede haber perdido muchas oportunidades en el proceso, pero ama a Katie y no la cambiaría por nada. Ella aprende a ser madre junto con la ayuda de su familia: sus padres, su hermana mayor Steph y su hermano menor a veces demasiado lejos de casa Kevin.
Éstos no son personajes secundarios como uno se acostumbra a ver con tanto YA rondando por ahí, y sólo digo personajes secundarios porque el libro se centra en la no-tan-dichosa parejita.
Es entrañable ver la relación entre los protagonistas y los demás personajes. Steph no es solo una hermana mayor, es la guía y salvavidas de Rosie, la clase de persona que quieres a tu lado en todo momento, haya problemas de por medio o no.
Kevin, a pesar de no presentarse tanto como me hubiera gustado, es un personaje que me encanta. Muchas veces su familia puede tener más presente su ausencia que nada más, pero veo en él algo más profundo, un hermano que aguarda en la distancia hasta que necesites su ayuda, en ese caso, antes de que se la pidas te la brindará sin que te des cuenta, mostrando lo buen hermano que es.
Phil, es el hermano de Alex. Está felizmente casado y con una familia en bastante crecimiento. Suele dar consejos claros y precisos a su hermano en sus momentos de confusión.
Es unos años después cuando se produce el silencio.
Todos hemos leído acerca de el silencio, ese momento tan íntimo entre dos personas en el que sobran las palabras, solo están ellos y todo lo que conlleva: sus sentimientos, pensamientos, recuerdos, todo lo que han compartido y lo que van a compartir. El silencio - tengo que ponerlo en cursiva, no puedo evitarlo-


"- Estoy intentando convencerme de que no fue únicamente el silencio de ese instante lo que cambió mi corazón [...]Fue como si el mundo dejara de dar vueltas en ese instante. Como si todos los que nos rodeaban hubiesen desaparecido. Como si hubiese olvidado todo lo que me aguardaba en Irlanda. Fue como si esos pocos minutos hubiesen sido creados sólo para nosotros y lo único que pudiéramos hacer fuese mirarnos el uno al otro. Era como si Alex estuviera mirando mi cara por primera vez. Parecía confundido y al mismo tiempo complacido. Exactamente igual que yo."


PHIL: ¿Qué clase de silencio?
ALEX: Un silencio extraño.
PHIL: Ya, pero ¿qué quieres decir con "extraño"?
ALEX: Insólito, fuera de lo común.

Durante todo el libro se producen citas, matrimonios, divorcios, desastres, montones de celebraciones, malentendidos, oportunidades perdidas y todo es tan frustrante. Por que tienen todo lo que desean delante de sus ojos y entonces sólo es otra oportunidad perdida, el amor, el trabajo, todo por lo que viven.
Creo que me gusta y disgusta tanto al mismo tiempo es porque es jodidamente real. Los personajes no son perfectos, cada uno tiene sus virtudes y defectos, a veces son inmaduros y a veces simplemente estúpidos, pero la gente es así, la vida es así de frustrante, vas a perder oportunidades y tropezar con obstáculos porque la vida es tan injusta como ponertelos en tu camino demasiado altos como para saltarlos, y al terminarás al final del camino magullado, herido física y emocionalmente, cansado y viejo, pero habrás llegado. Mirarás hacia atrás, al camino, verás todo lo que has conseguido y sonreirás, porque ha valido la pena.
Para buscar las cosas buenas necesitas poder identificarlas, y eso no es posible sin haber vivido antes las malas. Es así de simple - al final, al principio es complicado-.

When rainbow ends es un libro fácil de leer, divertido hasta llorar de la risa, que te enseña a que si no llegas a coger el tren, no te limites a quedarte mirando cómo se va. Haz algo con tu vida y espera al siguiente.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada